martes, 18 de octubre de 2016

Derecho Consuetudinario en Guatemala.

Derecho Indígena: 
Autoridades locales y su relación con el Estado.

A finales del mes de agosto y del año en curso, un grupo de estudiantes de la división de Ciencias Jurídicas y Sociales del -CUNOC- -USAC-, tuvimos la oportunidad de contar con la presencia de una delegación de lideres comunales, representados en Alcaldía Indígena y a un concejal del Municipio de Olintepeque, Quetzaltenango, así como a los representantes del Consejo Maya Kich'e de Occidente, ente que aglutina a organizaciones comunitarias de varios municipios del occidente de Guatemala.


Este proceso formativo nace en el pensum de estudios del futuro profesional de las leyes, y como parte de su especialización y comprension del Derecho Indígena o Consuetudinario y la relación existente entre derecho occidental y el derecho maya. Así también el valor jurídico de los tratados y convenios internacionales en materia de Pueblos Indígenas firmados y ratificados por el Estado de Guatemala. Y sobre el anteproyecto de ley: PLURALISMO JURÍDICO, encaminada por organizaciones de los pueblos indígenas y de justicia de nuestro país. 





Dentro de este espacio de formación y socialización con Lideres Comunitarios, Estudiantes y Maestros, se logra profundizar en la importancia que ha tenido  por generaciones el Derecho Indígena  en la prevención, resolución y rehabilitación de conflictos en las comunidades indígenas.  

Autoridades Locales
Cofrades, Asambleas, Concejos, Ancianos, Guías Espirituales,  Servicio Comunitario.
Autoridades en la Comunidad

Las autoridades indígenas son las personas que procuran el orden social en las comunidades. Ellas orientan, educan y corrigen para prevenir conflictos y garantizar así la armonía entre los vecinos. Y cuando surgen problemas son los encargados de resolverlos. Son aquellas personas reconocidas y legitimadas por la comunidad, dadas su buena reputación, su buen ejemplo de vida, de buena conducta y comportamiento respetuoso y con mucha experiencia.
La autoridad tradicional indígena le es otorgada por virtud de la energía del día de su nacimiento, de sus antecedentes de infancia y de sus contextos familiares. Generalmente quienes ostentan el cargo de guías espirituales, son honorables, líderes y su función es guiar a la comunidad hacia lo correcto, velan por la armonía y tranquilidad. Las autoridades, entonces, son aquellas que la comunidad reconoce como tales.
Las autoridades indígenas legitiman su especialidad a partir del ejercicio de su autoridad, esto les otorga potestad suficiente para sancionar y acompañar a los involucrados en conflictos sociales y al mismo tiempo promover valores y principios formativos, preventivos y transformadores en los implicados, y que a la vez sirvan a la comunidad.

Por lo tanto podemos indicar que el derecho Indígena es un sistema con estructura propia, establecida por las comunidades. Se constituye a partir de su propia filosofía y cosmovisión. Contiene una serie de normas y valores que parten de la experiencia y del conocimiento de las comunidades indígenas para resolver y prevenir conflictos. Se encuentra inscrito en el sistema jurídico indígena porque tiene preceptos coercitivos sobre los individuos que integran la comunidad, siendo integral, pues aplica principios filosóficos, culturales, políticos, antropológicos.




Normas y valores

El sistema normativo indígena es producto de principios fundamentales de lo sagrado, el comportamiento equilibrado y la armonía en la vida, y la protección de la comunidad. Son, en suma, los preceptos ordenadores de la vida. Está ligada a su relación con los otros y el medio natural, los antepasados y el comportamiento humano. Estos ideales se ligan íntimamente con un prototipo de vida dirigida hacia lo moral, lo útil, el servicio, el respeto a lo sagrado, para la existencia de una vida social equilibrada.
Se transmite de manera oral de generación en generación, que con el tiempo han llegado a conformar un conjunto de reglas y normas que son observadas y cumplidas por la comunidad. Surgen especialmente de la experiencia que se encuentra en la vida cotidiana de las propias comunidades.

La forma en que se transmiten estos valores y normas van de acuerdo a la interacción social de la comunidad. Para ello existen agentes que transmiten estos procesos. Uno de ellos es a través de la fiesta tradicional dirigida por la institución social de las Cofradías. Otras instituciones reproductoras son la familia y la comunidad, que transmiten de forma ordenada y sistemática la socialización de estas normas y valores que sus miembros deben tener presentes en su vida cotidiana y ritual. La familia es la forma en que se transmite la cultura de la comunidad y, por consiguiente, también de las normas y valores que el individuo debe respetar y obedecer.



Es de suma importancia que el  Organismo Legislativo  y demás Instancias de Justicia reconozca en Ley Constitucional la existencia y practica de un Pluralismo Jurídico existente en nuestra nación por siglos y mucho antes de la invasión e imposición de un ordenamiento jurídico extranjero. El cual hoy se sabe que se utilizaba para la resolución de conflictos de intereses y para preservar la paz y la armonía en la comunidad.